Mi experiencia con seres interdimensionales

gallery/8398ad6b4dc36fc2e9153c24d8024bef

por Leonardo Betetto

 

No hay como vivir las experiencias; yo puedo estudiar en teoría un fenómeno, pero jamás será lo mismo que vivirlo. Por tanto, dicho esto, sabremos que yo puedo estudiar mucho sobre los seres interdimensionales, pero el haber tenido experiencias en la vida real lo hace más susceptible de expresar con mucho más fundamento y autoridad; no como algo cuya substancia es ajena a mi realidad y la toco mediante conocimientos teóricos... ¡Internet y la TV está lleno de esos místicos teóricos! A menudo armamos nuestras creencias en teorías, y al menos en mi caso, ignoré estas experiencias, pero ahora las reincorporo, y reinterpreto.
    
Mi primera experiencia es de allá por el 2001. Llevaba ya varios años de práctica del Kung Fu y el Tai Chi Chuan. Digo esto, pues mi posiblemente mi apertura no intencional de los chakras (por ese entonces no sabía nada de eso) fue definitivamente algo decisivo en tales experiencias. 
    
Una madrugada experimento una visión: veo una figura oscura y amenazante en la puerta de la habitación, gemía y se movía todo el tiempo; esto a los pies de la cama.

 

En la cabecera veo un ser resplandeciente que me dice:

 

"Todo va a salir bien..."

 

Paso seguido veo mi mano derecha, y una ráfaga de chispas formando un rayo sale de mi palma, algo así como una descarga eléctrica. Supongo que mis chakras se estaban abriendo, y experimenté en la mano derecha una fuga de energía o algo por el estilo; no sabría decirles de qué se trató exactamente, solo puedo teorizar. 
    
...

 

Desde allí nada en especial aconteció, hasta a fines del 2002; ya había rendido para cinturón negro. Empezaron experiencias "desagradables" con criaturas del plano astral luego de mis desprendimientos. Aclaro, que yo no creo que uno tenga invasiones astrales como resultado de la apertura de los chakras, o al menos no solo eso, sino que simplemente entramos en nivel de consciencia que nos permite ver lo que sucede a y en todo el mundo con estas entidades, o bien aumentamos nuestra densidad etérica, y por tanto detectamos las parasitaciones. Es una realidad de algún modo perturbadora, pues implica que este mundo está subrepticiamente sujeto a potestades invisibles. Si indagamos en el Cristianismo, el Hinduismo, el conocimiento Gnóstico y otros, sabremos muy bien que esto es así.

...

 

Los desprendimientos astrales fueron TODOS INVOLUNTARIOS, súbitamente o ante la presencia de alguna entidad provocaba mi desprendimiento. La experiencia más fuerte la viví a principios del 2004. Es cuando de repente una criatura como un insecto volador, tal como muchos testimonios suelen describir como una mantis; entonces se lanza sobre mí de golpe. Yo estaba durmiendo boca arriba; comienzo a rechazarla. Como consecuencia de la experiencia en curso me fuerzo por despertar del todo (elevar mi frecuencia cerebral), y siento por mi sexto chakra un calor intenso que se mueve longitudinalmente hacia arriba... ¡Esa es la forma en que podemos sentirlo en el cuerpo! En otras palabras, podemos estar bajo una experiencia con alguna entidad astral que lo único que percibimos exteriormente es un calor corporal en nuestros meridianos. Esto también acontece a los que invocan al famoso Espíritu Santo para sus curaciones, dicen que sienten un calor en el sector que se tocan... ¿Tendrá que ver? Bueno, todo es posible...

 

...

 

Las experiencias fueron docenas, y persistieron con bastante frecuencia hasta el año 2006; yo ya llevaba al menos dos años en el Judaísmo Mesiánico (luego voy al Judaísmo solo). A partir de allí solo fueron más esporádicas, hasta desaparecer hace unos dos años. Esto es al día de hoy, en Octubre de 2019. 

 

...

 

¿Qué o quiénes son estos seres?

 

Existen muchas teorías, pues dado el operar subrepticio al ojo humano biológico que tienen hace difícil determinar todo a cerca de ellos. Existen muchos maestros enseñando en los medios de comunicación, sobre todo internet, donde cuentan una larga historia de las especies en el universo, tanto bariónico o físico, como en planos existenciales alternativos. Qué hay de verdad en ellas es un tema por verse.

 

La visión gnóstica afirma que los arcontes son creación del Demiurgo, y someten a la humanidad en forma oculta, tal como a los seres malvados les encanta actuar de manera que usted jamás sepa lo que sucede realmente. Los gnósticos llamaban a su jefe Yaldabaoth, y lo identificaban con el Yahvéh o Jehová judío.

 

Por su parte, estos arcontes quizás sencillamente sean como son, es decir, si bien para nosotros son malos, ellos en definitiva hacen lo que vemos en la naturaleza, esto es, unas especies se sirven de otras para sobrevivir.

 

Consideremos los depredadores, éstos no son necesariamente malos, sino que lo son para sus víctimas. Son las reglas del juego. Así los arcontes parasitarían al hombre energéticamente pues hacen lo que la vida hace, alimentarse de otras especies. 

 

Es aquí donde entran los conceptos relativos del bien y del mal en este universo donde impera la dualidad. Bueno, no quiero proponer que no existe el mal, solo que es relativo al observador. Es el tema de otro artículo sobre la dualidad.

 

Estas entidades también podrían ser como virus etéricos, posiblemente quizás hasta sin consciencia, quien sabe. También podrían ser entidades que representan como podemos percibir otros planos. Algunos seres que están en la intersección de nuestro plano con otros.

 

Es también posible que nuestro viaje astral es hacer pasar nuestra consciencia por la quinta dimensión, de allí el cambio de la apariencia de los objetos. El viaje interdimensional con toda libertad podría ser algo peligroso para el supuesto Demiurgo, pues nos daríamos cuenta de lo que habría hecho, esto es, una construcción en 11 dimensiones o más. Para evitar que despertemos y nos movamos interdimensionalmente, o que en todo caso destruyamos su obra, es que trata de mantenernos dormidos en estas tres dimensiones espaciales, y haciendo vibrar el tiempo hacia adelante solamente. Es probable, como hablo en otros escritos, que el Demiurgo y sus entidades sean en realidad máquinas etéricas, pues es muy raro como actúan. Las explicaciones simplistas de una lucha entre el bien y el mal la verdad no me convencen, hay muchos planteos al respecto.

 

Los seres humanos tendemos a encasillar siempre todo entre bueno y malo, y eso no tiene por qué ser necesariamente así.

 

Otra forma de explicarlo podría ser que al tener una experiencia de este tipo, es porque nos intersectamos con consciencias que están explorando la interdimensionalidad, y esos choques no son necesariamente vistos en forma agradable, al menos no todos. Es una posible explicación de ciertas anomalías, más no de todas.

 

El viaje en múltiples dimensiones adicionales al espacio-tiempo habitual estaría dado en el hecho de que, por ajemplo a mí,  me sucedió de ver el futuro, ver días antes a una persona que conocería, eso podría ser el movimiento de la consciencia a través del tiempo, en ese caso hacia adelante.

 

El tema es bastante nuevo para investigar, sobre todo los avances en física cuántica, pues si bien hace miles de años que estas cosas acontecen en nuestro plano de espacio-tiempo, es bastante reciente la ciencia antedicha.

 

Gracias por vuestra lectura.