Aclarando la temática de las semillas estelares

 

 

Me topé en Facebook con una persona que me criticó duramente las enseñanzas que doy, diciéndome además que yo no era semilla estelar, y además puso un lapso de tiempo para sus nacimientos durante 1982 a 1986. ¡Inadmisible, a Dios no le van a decir cuando enviar a una semilla estelar!

 

¿Qué es una semilla estelar exactamente?

 

Una semilla estelar es un alma encarnada en este planeta procedente de otro, con el fin de cumplir una misión en particular, sobre todo en un plano trascendente, y en lo que podríamos definir como: espiritual.

 

Las semillas estelares somos también avatares, es decir, venimos de muy lejos, que es el significado del término.

 

En el caso de las que procedemos del Comando Máximo Galáctico, el planeta SEISTH, somos avatares profetas, es decir, hemos venido desde nuestra posición de mando en la galaxia para encarnarnos y dar información específica a acerca de dónde venimos, donde estamos, y hacia dónde vamos, pues la matrix o sistema, o elite mundial oculta la verdad al hombre común.

 

¿Qué tipo de información damos los avatares profetas, o semillas estelares del Comando Galáctico de Seisth?

 

Traemos información para responder las preguntas fundamentales de la existencia:

 

- Dios

- Lucifer

- El origen del universo y del hombre

- Desentrañamos las conspiraciones terrestres: religiones entre otras

- Informamos sobre los planes de Dios para el hombre

- Creamos modelos de unión entre ciencia y espiritualidad

 

¿Qué tipo de semillas estelares hay?

 

Y es aquí donde toco el tema de una forma más candente, pues hay semillas estelares que vienen de planetas cercanos a la Tierra, y están condicionadas para dar información parcial y conspirativa. Se refieren a lo que hay dentro del entorno interestelar inmediato, pero no dan la verdadera identidad del Comando Más Alto en Seisth, pues Jehová, que es el gran conspirador, ha armado una matrix en este sector galáctico, la que he llamado: Primera Matrix. Esta Matrix es de orden biológico, cultural y etérico, y los Anunnakis, como lo es Jehová y sus ayudantes, tenemos la capacidad de mudar de cuerpos a voluntad, y de viajar por el universo mediante pirámides de piedra.

 

Entonces, todas las semillas estelares, excepto ciertos casos específicos, están entramados conspirativamente para mantener la Matrix en funcionamiento, pues al venir de otros planetas, y dar información que alimente la neguentropía de la Matrix, ésta se mantiene viva a costillas de semillas estelares, y la energía de los seres vivientes.

 

¿Qué enseñan estas semillas estelares?

 

- Se autodefinen como nacidos en un rango de años específico, y eso no es así.

 

- Dan información limitada al sector galáctico, y respecto del resto del universo simplemente dan información falsa.

 

- Sus conocimientos y funciones se activan a muy temprana edad, quedando ellos como lo que se define como "Niño Índigo", una clase especial de niños muy evolucionados, pero su accionar siempre tiende a dar información del entorno inmediato de la galaxia, y a ayudar a despertar espiritualmente a la gente. Hay muchos tipos; muchos de ellos son expertos en lo paranormal, y recordar vidas pasadas, y eso impresiona mucho a la gente que necesita saber qué puede hacer en este mundo. Despertar espiritual es bueno, pero necesitamos el cien por ciento de la información, no solo despertar simplemente a un nivel más alto de la Primera Matrix.

 

- No van contra el Sistema o Matrix, no hablan la verdad sobre Jehová, y sus mil y una caras para engañar a la humanidad.

 

Mi caso particular

 

Bueno, como semilla estelar tengo ciertas características en común, y otras difiero de las demás.

 

- Problemas para sociabilizar, sobre todo con mujeres, pues procedo de un planeta sin sexualidad, y en ausencia del sexo femenino.

 

- Enfrentar condiciones duras y adversas desde temprana edad.

 

- Despertar de ansias de conocimiento sobre el universo, Dios y las preguntas fundamentales de la existencia.

 

- Iniciación en un camino de aprendizaje específico previamente programado, aunque no es consciente hasta terminarlo: empieza a los 30 años.

 

- Inicio mi rol profético a los 49 años, lo que indica que no es tan fácil asumir nuestra realidad; nos lleva tiempo, es muy fuerte para la psique humana en la cual hemos encarnado. Se necesita maduración y preparación tanto psicológica como cultural.

 

- Viajes en persona a Seisth, el planeta de los Anunnaki.

 

- Traer información nueva.

 

- Ver las cosas siempre desde otro punto de vista que el resto de la gente.

 

- Poca convencionalidad, y espíritu muy crítico hacia las normas pre establecidas

 

- Fuerte añoranza del planeta Seisth hasta avanzada edad, sobre todo al despertar a la verdad completa. En mi caso siempre vi el cosmos con mucho sentimientos profundos, como mi hogar. Deseos de retorno al planeta origen cuando hay problemas.

 

- Fuerte preparación del carácter para soportar críticas, burlas, risotadas, sin sentidos de parte de algunas personas, mejor dicho la mayoría.

 

- Nuestra vida parece estar diseñada por Dios exclusivamente para este fin de dar la información para la cual estamos aquí.

 

- Los contactos con el cosmos son pocos, específicos, y se deja a nuestra propia consciencia descubrir muchas cosas, pues así se aprenden mejor. No como los profetas psíquicos, que todos los días vaticinan algo. Esto no funciona así.

 

- Presencia específica y clara de Dios para librarnos de problemas, y que sigamos la trayectoria pre establecida.

 

Nota: Una insensatez que una persona me dijo, es que las semillas estelares no andan en grupos hablando y dando información. Esto es ABSOLUTAMENTE FALSO, las semillas estelares del más alto cielo decimos todo, no nos guardamos nada, pues A ELLO HEMOS VENIDO.

 

Lo que sucede con algunos, es que son sectareos que gustan de armar grupillos de seguidores, y hasta cobran por enseñar, y además tienen miedo del qué dirán, y no se enfrentan al sistema. Nosotros sabemos que Dios está de nuestro lado, por tanto no tenemos miedo ni del qué dirán, ni de nada.

 

El mito bíblico de que los profetas terminan asesinados o torturados es eso, un mito para asustar a la gente, y encima lo que tenga de verdad es un claro indicio de que Jehová no puede proteger a quienes manda a predicar, no es así en caso de Dios.

 

profeta Leonardo

 

 

gallery/de_que_forma_son_las_estrellas_del_cielo_1219_orig

Las semillas estelares tenemos una vida atípica, sobre todo buscando siempre la verdad