El Reino de la Luz o Era Venidera

 

 

El Mensaje para los hombres de este mundo es un mensaje de esperanza y de grandes promesas. Por lo tanto, se insta a todos a ser pacientes y seguir adelante, que las cosas no siempre serán lo mismo para los seres de buena voluntad.

 

El contenido específico consiste en dar a conocer el retorno a Dios, y la estructura general del Gran Orden Cósmico, que se ocupa principalmente de los siguientes puntos, a saber:

 

1. Somos esencialmente Seres Divinos y Libres

 

Tenemos orígenes en Dios, lo que nos hace seres con la Divinidad dentro de nosotros; un gran potencial para desarrollar.

 

La culpa, la ignorancia, y el miedo son el mayor enemigo del Espíritu. Hemos de entender que es el creador de este mundo el culpable de como son las cosas, no nosotros. Eso crea de por sí una gran liberación, y el miedo es propio de la ignorancia. Por tanto hemos de saber la verdad, pues nos hace libres.

 

Todos los seres que habitan este maravilloso y gran universo tienen derecho a vivir en libertad, es decir, sin esclavitud de ningún tipo, con toda la información que necesitan para tomar decisiones basadas en el libre albedrío y el conocimiento correcto, sin restricciones ni tendencias de conspiración premeditadas.

 

Los Espíritus que pueblan la Tierra hoy son engañados y obligados a encarnar una y otra vez para pagar karmas y pecados absurdos. Entonces, que todos sepan que una vez que se hayan desencarnado pueden orientarse hacia la Luz Misma y encarnar en el mundo que deseen para desarrollarse y seguir el Camino Divino.

 

2. Derecho a la vida

 

Nada ni nadie debe quitarle la vida; pero el ser debe tener la libre elección de cambiar el estado en el que se encuentra, es decir, moverse a voluntad entre los cuerpos vivos de acuerdo con la autodeterminación. Esto va en contra de las creaciones de animales depredadores, y solo tenemos que alimentarnos del mundo vegetal. La actividad depredadora es una negación firme del principio del derecho a la vida.

 

3. Derecho de posesión

 

Todo ser vivo tiene derecho a vivir en un lugar con lo que es necesario e indispensable, morada, alimentación, vestimenta, recursos varios. El Universo es para que todos tengan su parte, no hay derecho para que unos pocos acumulen mientras que otros no tienen nada. 

 

4. Derecho al conocimiento y desarrollo individual

 

Todo Espíritu tiene el derecho y la obligación de proporcionar un servicio de máximo dos a cuatro horas al día para el sustento de las comunidades donde viven. El resto del tiempo puede dedicarse al desarrollo personal y comunitario.

 

5. Preservación del medio ambiente

 

El ambiente terrestre está desgastado debido al mal uso. Ha de cuidarse el medio de manera de no desgastarlo ni destruírlo.

 

6. Paz fundada

 

La paz debe estar fundada en la justicia. Sin justicia no hay paz, por lo tanto la guerra puede y debe librarse si no hay otra alternativa viable, y solo lo que es necesario para restaurar la paz y el orden debe ser destruido.

 

7. Propiedad del conocimiento

 

Debe ser público, estar disponible para todos los humanos, y el desarrollo de capacidades para dominar la materia, es decir, la ciencia y la tecnología debe ser canalizado por el poder del Espíritu. La activación de la serpiente de la Kundalini es parte del proceso. Debe instruírse y apoyarse este tipo de prácticas.

 

Leonardo