Sobre el plano astral

 

 

En el año 2000, cuando recibí mi primer mensaje angélico, tuve mi primer experiencia en el plano astral. Soy cinto negro de Kung Fu Tradicional, y por tal práctica hago el Chi Kung, que significa: Trabajo Energético. Tales prácticas implicaron la apertura de los llamados chakras.

 

Estas prácticas energéticas, como también el Tai Chi Chuan, la meditación y el Yoga, son estupendas para el cultivo de la serpiente de la kundalini, el fuego yóguico, o el Qi en chino, o prana en hindú. El ser humano tiene una anatomía oculta que resulta de la circulación del Espíritu por el cuerpo físico, y los orientales saben mucho de eso. En occidente la práctica se ha vedado mucho debido a la influencia de las religiones abrahámicas. Estas prácticas se habían empezado en la estadía de los Anunnaki o Hijos de Dios, pues ellos empezaron a cultivar los misterios del Espíritu unido al cuerpo humano, de esa manera el hombre abre los chakras, y se pone en contacto con el plano espiritual, y le abre una puerta al universo, y es la razón del por qué las potestades inicuas no quieren este tipo de prácticas.

 

Muchas personas comienzan con las experiencias extracorpóreas, las que se han conocido mundialmente como desprendimientos astrales. Bueno el plano astral es una atmósfera semietérica creada por Jehová y las jerarquías para mantener apresados a los Espíritus. Cuando una persona fallece, desencarna, y se deposita en el plano astral, donde las entidades astrales le venden otra vez un cuento para que encarne de nuevo.

 

Este cuento se basa en dos cosas: por un lado la experiencia repetida con seres queridos, y por otro la culpa de tener que pagar supuestos karmas, y pecados, de manera que no termina nunca la rueda del samsara; e inclusive una invitación a vivir una nueva experiencia de "aprendizaje". De allí que en las Experiencias Cercanas a la Muerte las personas ven un tunel, que seguramente les conduce a un lugar donde se les presenta toda esta mentira.

 

Por lo demás, el plano astral está plagado de criaturas, muchas de ellas seguramente las hagan encarnar como animales. Hay las que se ven graciosas, y otras son espeluznantes, parecen insectos, tipo moscas o mantis. Si les muestran cosas bonitas yo no me confiaría, pues es todo un engaño.

 

Mi experiencia personal desde el año 2002 hasta el 2006, cuando desaparecieron, fue de constantes acechos oscuros, los cuales no comprendí recién hasta este año, que me entero de mi misión. Esas criaturas nos odian, y si molestaban tanto es porque saben quienes somos, cual es nuestro destino, y el destino opuesto de ellos.

 

Desde este plano astral es como se manejan los maleficios y beneficios, las maniobras psíquicas y etéricas, las maldades y trabajos de brujería, y cuanta maldad y basura se les pueda imaginar; por lo que menos me fiaría de este lugar. 

 

No tendría sentido hacer viajes astales, en definitiva, pero no olvidar entonces estos tres detalles:

 

1. Si va a hacerlos no tenga miedo, pues el miedo es su fuente de energía. 

 

2. Si los hace y no siente miedo, y no percibe ataques, no se fíe de lo que le presentan o enseñan, evalúelo usted mism@.

 

3. Al fallecer no se deje engañar, y sea libre de optar por encarnar o no.

 

 

Leonardo

 

 

gallery/whatsapp image 2020-07-10 at 8.54.04 pm (1)
gallery/whatsapp image 2020-07-10 at 8.54.04 pm

Leonardo
Profesor de Chi Kung