El Verdadero Origen Anunnaki

 

La mitología sumeria, como todas, tienen mucho de verdad, pero también esta sujeta a la distorsión a lo largo de los milenios. No tenemos que perder de vista que los sumerios vivieron miles de años después de los grandes diluvios que se dieron en la Tierra luego del derretimiento glacial hace unos 17 mil años. Por tanto heredaron una serie de historias ya mitificadas; pero para eso está la revelación, para dar nueva forma a esos mitos convirtiéndolos así en historias reales.

 

Asombrosamente, la situación parece ser una analogía con la realidad, pues en efecto, Seisth es un planeta que gira junto con su Estrella, y su Galaxia Enana Sagitario en torno al Centro Galáctico de la Vía Láctea; y lo hace en una órbita elíptica. Más bien ese trayecto, que va dejando una estela de estrellas, está cambiando hasta que finalmente todas las estrellas se fundirán en la Vía Láctea. Así también se dice de Nibiru, que gira en una órbita muy elíptica alrededor del Sol; una es la galaxia que gira alrededor de la Vía Láctea, y el otro es un planeta que gira alrededor del Sol.

 

También se dice que los Anunnaki (Anu: Señores, Na: Cielo, Ki: Tierra) llegaron buscando oro, lo cual cuadra con el tema de la falta de metales en las Estrellas de Enana Sagitario, pues son relativamente jóvenes. No obstante, y precisamente la Estrella donde está Seisth, cuenta con muchos miles de millones de años, y aún no se se produce su colapso. En ese planeta los Dioses Eternos contruyen todo de piedra, tal como sus pirámides.

 

Otro tema a destacarse es el de los tiempos: el planeta Seisth, como decía, pasó hace más de mil millones de años por las cercanías del Sistema Solar, de modo que el plan biológico en la Tierra data de esa época, así que toda la vida aquí fue creada por ellos, no solo el hombre. Es que a los primeros no se los conoce como Anunnaki sino a los segundos, y el jefe de éstos primeros fue el conocido como Jehová, Yahweh o Yaldabaoth.

 

Ha habido pues entonces dos descensos de los Señores del Cielo y de la Tierra o Anunnakis. El primero fue hace más de mil millones de años, de Jehová y sus Elohim ayudantes, que desenvolvieron el plan de la vida aquí en la Tierra. El segundo fue de los conocidos por los sumerios como Anunnakis propiamente dichos; Dioses por muchas culturas antiguas, Vigilantes por el libro de Enoc, Antiguos Astronautas por otros investigadores. 

 

Ellos se unieron a las mujeres de la Tierra, construyeron las pirámides, y fundaron muchas ciudades prehistóricas. Se salieron de las directivas de Jehová, como el enseñar secretos celestiales y esotéricos a los hombres; razón por la cual Jehová y sus ayudantes descendieron y los atacaron. Se dice en la mitología sumeria que estos Dioses debieron evacuarse de la Tierra y regresaron al cielo. El libro de Enoc dice que fueron apresados en lugares ocultos hasta el día del juicio.

 

Habrá un tercero y un cuarto: el primero de Jehová Satanás, y el segundo del Maestro. ¡Estar antentos!

 

Importante: Jehová se instalará en Jerusalén, sin embargo el Maestro se instalará en Egipto; pues el está relacionado con las pirmámides no el Templo Judío.

 

 

 

 

La galaxia Enana Sagitario girando alrededor del centro galáctico

gallery/ccc

El Planeta Seisth está en el extremo opuesto de la Galaxia, a 64 mil años luz, es decir, a 37 mil años luz del centro galáctico. En la foto, resaltado con un destello.

gallery/sis1

Ilustración de Leonardo con Fotoshop del planeta Seisth